"Mi dolor de exilio es tan grande que cubre todo mi cuerpo.

Muevo un dedo del pie y sufro".

Lejos de casa


Parecido a poemas, textos y fotos de viviana marcela iriart





yamelis


la tristeza es el rostro de yamelis
cuando su mirada se aleja y ella se pierde,
se escapa de mí, huye de sí misma,
sin proponerselo, silenciosamente, desaparece,
pero se queda, abandonándome, para encontrarse.

la tristeza es el rostro de yamelis
cuando me mira mirándose
y no encuentra en mis ojos más que un espejo ciego
en donde no puede hallarse ni hallarme.

la tristeza es yamelis cuando no puede hablar
y un estallido de pensamientos
se atraganta al final de sus labios
estrangulando palabras.

la tristeza es el rostro de yamelis
cuando está a mi lado pero no conmigo
y una imperceptible sombra de desespero y duda
cruza contenida por sus ojos.

la tristeza es yamelis
y bellos sus ojos que miran, absortos,
un punto lejano, difuso,
sus ojos bellos, un punto en la nada,
en el centro mismo de sus grandes ojos que miran,
absortos, un punto,
en el horizonte que sus ojos inventan para llevársela.

la tristeza es yamelis ausente en su rostro,
la ventana detrás de la lluvia,
un día domingo y Bach,
desesperadamente,
entre su soledad y mi angustia.

caracas, enero 1986







Sandra y Dunia


Fuego que crece sin llamas, pluma que vuela sin alas.
El fuego crece en la pluma, la pluma vuela en su llama.

Sueña que sueña la llama, que ya es pájaro y que vuela.
Sueña que vuela por ríos, vuela que sueña por mares.

Mece que se mece un niño amamantado con llamas.
El niño que es pura agua, el fuego que es pura lágrima.

Pura lágrima que ríe correteando entre las llamas.
La risa no tiene dientes, la llama no tiene alma.

Alma que corre tras la luna
mientras las piedras persiguiendo al río andan.
La luna no quiere alma y el alma que se desangra.

Desangrándose está el alma en la punta de una estrella.
La luna le guiña un ojo, el alma le guiña un beso.

Le guiña un beso el alma y la luna se desploma.
El alma no ve en la noche, la luna no ve sin alma.

La luna se está escapando y el alma se va con ella.
La noche quedó sin luna, el mundo quedó sin alma.

Texto de la obra de teatro  
Caracas 1992

Sandra e Dunia



Fuoco che cresce senza fiamme, piuma che vola senza ali

il fuoco cresce nella piuma, la piuma vola nella sua fiamma




Sogna che sogna la fiamma, che è già uccello e che vola



sogna che vola per fiumi, vola che sogna per mari





Culla che un bimbo si culla allattato con fiamme



il bimbo che è pura acqua, il fuoco che è pura lacrima



il bimbo che è tutto acqua, il fuoco che è tutto lacrima

(….)





© viviana marcela iriart
Frammento del dramma   


 Traduzione di  Kara Hidden


Nostalgia


Pasan tres niños pequeños montados en un viejo caballo grande.

Pasa la niña que fui yendo a la escuela en sulky.

Los niños ríen, son felices.

También yo lo era, entonces.

Se paran delante de una mora rozagante de frutos 

y las manitas revolotean en el aire, desesperadas.

El caballo pasta, tranquilo, indiferente a sus brincos.

La mora baja sus ramas para amamantar a los niños con su leche negra.


texto de la novela La Casa Lila
(City Bell 1997-Caracas 2002)





Puertos 

Tejo y destejo tus canciones.
Ovillo y desovillo tu voz.
El mar llega con barcos que no te traen.
El cielo surca aviones que no te conocen.
Por favor
haz que haya un puerto donde encontrarte
o donde olvidarte.

Caracas, 1993



Aún nos tenemos


la gente está esperando por un mensaje
y yo quiero decir que dejamos ya de esperar
porque no hay tal mensaje

hace tiempo que esperamos por un líder
y yo quiero decir que dejemos ya de esperar
porque no hay líderes

durante demasiado tiempo hemos creído en palabras
en líderes que marchaban al frente de las manifestaciones
pero no lo hacían por vos, ni por mí ni por nosotr@s
lo hacían por sí mismos
por su propia y vana fama

porque necesitaban ser seguidos y escucharse en millares de oídos
porque no sabían escucharse a sí mismos en silencio

pero es tiempo de abrir bien los ojos
no estamos tan mal después de todo
aún nos tenemos
los mitos sólo se ven bien desde lejos.


caracas, 1982

Este país


Este país huele a sangre.
Camino sobre sus muertos.
El crujir de sus huesos hiere.
Este país, tan hermoso, huele a muerte.
Este país es mi muerte.

City Bell, 10 de junio de 2009













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...